Por qué las Aplicaciones de Linux NO han Triunfado

Leyendo el excelente blog de Paul Murphy titulado Managing L'Unix, me encuentro con una interesantísima entrada titulada: Why desktop Linux really hasn't (yet) succeeded.

Lo que Murphy dice, en resumen, es que las aplicaciones de escritorio basadas en Linux (y disponibles para Windows, también) no han triunfado porque no son realmente innovadoras, porque no ofrecen en realidad funciones nuevas o espectaculares, y aunque en realidad OpenOffice tiene un mejor diseño técnico que Office de Microsoft, en realidad no ofrece al usuario una experiencia diferente.

Dice también que la gente elige OpenOffice u otras aplicaciones Linux porque corren en el sistema operativo de su elección, que las eligen por razones negativas, no positivas. La principal razón negativa para elegir una de estas plataformas es que no son de Microsoft y porque No cuestan nada. En contraste, dice Murphy, Apache es una aplicación de Linux que sobresale por encima de las demás porque es mejor, además de que es gratuito, y además es diferente. Dice, para finalizar, que todo esto podría cambiar a partir de la OLPC (One Laptop Per Child = Una Computadora por Niño), que si Microsoft no logran superar esta iniciativa, la interfaz de esta computadora (que corre Linux), podría convertirse en algo que realmente echara abajo el monopolio de Windows en el campo de los sistemas operativos.

Yo Opino que Murphy tiene mucha razón, aunque duela reconocerlo. Linux es una alternativa. Tiene cosas mejores que Windows, pero también cosas peores, mucho peores. A la gente no le suena atractivo cambiar su estilo de vida (porque el sistema operativo es, en resumidas cuentas, un sistema de vida) sólo por la libertad que proporciona un sistema gratuito, con aplicaciones gratuitas. Finalmente, gracias al bundling que ha venido ejerciendo Microsoft con total impunidad desde hace décadas, aquella computadora nueva que acabamos de comprar tiene integrado un sistema operativo, aplicaciones de oficina y es, casi siempre, funcional. ¿Por qué cambiar? ¿Sólo por cambiar? Vista ha sido uno de los mayores impulsores de Linux, gracias a su impresionante hambre de recursos, pero hace falta una razón de fondo más poderosa para que la gente cambie a Linux. Pronto, no lo dudo, la activísima comunidad de Linux nos dará razones cada vez más sólidas para dar el gran salto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario