¿Por qué lloramos al pelar cebollas?


    Esta es una colaboración de Mónica Ocampo
    Las lágrimas aparecen por los aceites volátiles que le confieren su sabor característico y que contienen un tipo de moléculas orgánicas denominadas sulfóxidos de aminoácidos. Al cortar el tejido de una cebolla, se liberan unas enzimas llamadas alinasas que convierten a estas moléculas en ácidos sulfénicos, que a su vez forman el verdadero agente desencadenante de las lágrimas: el syn-propanotial-S-óxido.
    Las terminaciones nerviosas de la córnea detectan el compuesto y surge el picor de ojos. Las glándulas lacrimales se activan, entonces, para eliminar la irritación.
    Algunas técnicas caseras que a algunos les funciona y otros no:
1.Antes de cortar la cebolla, meterla un rato al congelador, el frío disminuye los aceites volátiles.
2.Silbar mientras picas o pelas la cebolla, ya que soplas los aceites volátiles de la cebolla al cortarla.
3.Poner a reposar un momento las cebollas en agua tibia (no hervir, solo reposar)
4.Partir la cebolla por la mitad, lavarla y mojar el cuchillo con el que vas a cortar.
5.Llenarse la boca con agua y mantenerla mientras se corta la cebolla.
6.Ponerse un visor de buceo.
7.Untar un poco de limón al cuchillo con el que se cortara la cebolla.
8.Ponerse en la cabeza un trozo de cebolla (como en la película "Como agua para chocolate")
9.Morder un palillo mientras se corta la cebolla
10.Y la mejor sugerencia de todas, pídele a otro que corte la cebolla por ti. =)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario