El engaño de Amityville

amityville

Todo comenzó en Noviembre de 1973 cuando Ronald DeFeo, de 23 años, acribilló a sus cuatro hermanos y a sus padres bajo el efecto de la heroína. DeFeo fue sentenciado a cumplir seis cadenas perpetuas por sus crímenes.

Al año siguiente, también en Noviembre, George y Kathy Lutz compraron la casa de DeFeo, una construcción de seis habitaciones estilo colonial con piscina y embarcadero en la comunidad de Amityville, en Long Island. Tras habitar la casa un mes, la familia abandonó la casa pues, decían, temían por sus vidas.

El padre Frank Mancuso, amigo de los Lutz, bendijo la casa y durante la ceremonia se escuchó una voz estruendosa que decía "¡Salgan de Aquí!". Durante las semanas siguientes ocurrieron cosas mucho más extrañas: La hija pequeña de los Lutz halló, un día, un cerdo con ojos brillantes en su habitación. Después, una pesada puerta de madera fue arrancada de sus goznes. George vio, una noche, cómo su mujer levitaba sobre la cama. En otra ocasión, George se encontraba en la sala y escuchó música. Abandonó la sala y fue a investigar. Cuando regresó, encontró la alfombra enrollada y los muebles desplazados hacia la pared. Una noche, la vivienda fue azotada por vientos huracanados y la familia huyó, dejando todas sus posesiones en la casa.

Un año después, el escritor Jay Anson se enteró de lo sucedido y visitó a la familia Lutz. Obtuvo la exclusiva de la historia a cambio de un porcentaje de las ganancias. El Terror de Amityville se convirtió en un bestseller y el filme tuvo un enorme éxito de taquilla, lo cual reportó mucho dinero a Anson y a los Lutz.

Sin embargo, poco después el asunto comenzó a aclararse. Resulta que Anson no entrevistó personalmente a los Lutz, sino que George le envió unas cintas grabadas con anterioridad, y que éste había estado en comunicación con el abogado de DeFeo, quien intentaba obtener una revisión de su sentencia argumentando que las fuerzas maléficas que atacaron a los Lutz habían sido las mismas que lo obligaron a cometer los crímenes. Y tampoco Anson había sido el primer escritor que contactaban. Previamente, se habían entrevistado con el escritor Paul Hoffman, pero el acuerdo no se llevó a cabo y George Lutz lo demandó. Durante el juicio, y hallándose bajo juramento, Lutz admitió que el suceso de la alfombra y los muebles, el de la puerta arrancada de sus goznes, el de la voz que les decía que se fueran, y el de su esposa levitando jamás habían sucedido. La casa nunca había sido bendecida y en cuanto a la tormenta de vientos huracanados, se comprobó que en la fecha en que los Lutz abandonaron la casa no había habido reportes del servicio meteorológico sobre una tormenta. Sólo hubo precipitaciones aisladas.

¿Por qué inventaron los Lutz toda esta historia? Bueno, la principal razón parece haber sido la económica. Al parecer, carecían del dinero para seguir pagando la casa, y un evento de este tipo pudo haber hecho que la propiedad bajara de precio. Lo de la historia de terror y la novela que se escribió con sus relatos se les ocurrió después y obtuvieron mucho dinero con sus declaraciones falsas.

Un año después de que los Lutz abandonaran la casa, ésta fue comprada por James y Barbara Cromarty, quienes dijeron a los reporteros que no había nada extraño en ella, que era acogedora y que lo único que les molestaba eran las peticiones de la gente que deseaba visitar la casa donde habían ocurrido los hechos de "El Terror de Amityville".

LINK

No hay comentarios.:

Publicar un comentario