Kryptops, el dinosaurio hiena

kryptops_palaios

El Kryptops palaios era un dinosaurio del periodo cretáceo tardío que, se piensa, estaba preparado soberbiamente para la tarea de carroñero. Sus pequeños dientes lo hacían especialmente hábil en esto. Medía unos 7 metros de largo y su piel poseía una cubierta de queratina con numerosos y pequeños cuernos que emergían de ella. Era un animal rápido y fuerte, con una mandíbula potente que le permitía, incluso, romper huesos de una mordida. Sólo se ha encontrado parte del esqueleto, pero el paleontólogo Paul Sereno ha conseguido reproducir buena parte de la estructura de este dinosaurio... parece que las hienas han sido horribles en todas las épocas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario