¿Qué se siente estar en el espacio?

Astronaut

Los viajeros del espacio, además de tener la oportunidad de salir del planeta y ver la tierra en perspectiva, tienen algunas experiencias inusuales.

Equilibrio

El cerebro del astronauta recibe información confusa sobre la posición del cuerpo en el espacio debido a la falta de gravedad. Los síntomas incluyen: Náuseas, dolores de cabeza y dificultades para saber exactamente dónde están las propias extremidades.

Ingravidez:

Al encontrarse sin el efecto de la gravedad terrestre, los líquidos corporales se distribuyen de forma casi igual en todas las regiones del cuerpo, provocando congestión nasal, rostros hinchados, pérdida de calcio en los huesos y formación de piedras en los riñones. Los músculos tienden a atrofiarse y el movimiento intestinal se hace mucho más lento, además de que el corazón pierde algo de su tamaño debido al menor esfuerzo que debe hacer para bombear la sangre.

Estatura:

La gravedad cero hace crecer al viajero un poco, debido a que ya no existe peso que comprima la columna vertebral. Por lo general, estar en el espacio durante unos días hará que el astronauta crezca unos cinco centímetros.

Vacío:

Si un astronauta es expuesto al vacío repentinamente (y no tiene el traje espacial puesto) pueden sucederle cosas realmente desagradables. No es aconsejable contener el aliento, ya que la brusca descompresión haría que sus pulmones estallaran. El agua de la lengua, la nariz y los ojos comenzaría a evaporarse. Al contrario de lo que se dice en las producciones de Hollywood, el astronauta no explotaría. La carencia de oxígeno es lo que acabaría matando al viajero, y ello tomaría unos dos minutos, aproximadamente. Por desgracia, aquellas mujeres con implantes mamarios deberían pensárselo mejor antes de viajar al espacio, pues probablemente dichos implantes explotarían o aumentarían de tamaño ocasionando dolores insufribles.

Alimentos:

Es prácticamente imposible añadir sal, azúcar o pimienta a los alimentos, ya que los granos flotarían por el espacio provocando situaciones bastante molestas. Estos condimentos podrían entrar en contacto con los ojos o las mucosas. En lugar de ello, los astronautas deben añadir los condimentos en forma líquida dentro de un envase que impida su dispersión.

Segundo Nacimiento:

Los viajeros del espacio suelen llamar a su regreso a la Tierra el "segundo nacimiento". Al hallarse de nuevo bajo el efecto de la gravedad terrestre, los astronautas tienen serias dificultades para mover brazos y piernas debido a la pérdida de masa muscular. Casi todos han comentado que una de las cosas a las que les ha costado más trabajo acostumbrarse es al hecho de que si sueltan los objetos estos tienden a caer al suelo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario