Algunas pistas sobre la mayor extinción en masa que ha experimentado la Tierra

man-and-mass-extintion copy

De vez en cuando, las cosas malas pasan y, cada pocos cientos de millones de años, suceden cosas realmente espeluznantes, como las extinciones en masa de las que tanto hemos oido hablar.

La peor extinción de todos los tiempo sucedió hace aproximadamente 252 millones de años, antes de que los dinosaurios caminaran por el planeta. Fue ocasionada por una erupción volcánica en Siberia que duró nada menos que 1 millón de años y sus efectos tardaron hasta 9 millones de años en disiparse.

Durante esta erupción, se acumularon tantos gases en la atmósfera que la Tierra se calentó tremendamente. La acumulación del dióxido de carbono y el metano produjeron la muerte del 96% de las especies acuáticas y del 70% de las especies terrestres. Lo que antes era un planeta lleno de vida se convirtió, literalmente, en un gigantesco desierto.

Los mares estaban tan calientes que la vida en ellos no era posible, sobre todo la de las algas que son la base de la cadena alimenticia en los océanos e influyen también en la vida terrestre.

Lentamente las temperaturas bajaron durante 5 ó 6 millones de años y comenzaron a surgir muchas formas de vida que sólo esperaban una oportunidad para reaparecer. Otras jamás se recuperaron.

Fue entonces cuando los dinosaurios se apropiaron de la tierra, solo para ser borrados casi completamente del mapa por el gran meteorito de Yucatán hace cerca de 65 millones de años.

Muchos científicos creen que nos hallamos al borde de otra extinción masiva, pero esta vez provocada por la actividad de los seres humanos.

Si la teoría de que la vida proviene de una fuente extraterrestre (panspermia) es cierta, y si hubo organismos inteligentes involucrados en el proceso, deben estar muy decepcionados de nosotros, o de nuestros antepasados. Como sea: Se trate de hombrecitos grises en platillos voladores o bacterias viajeras que cayeron con un meteorito, lo cierto es que estamos a punto de apretar el botón del suicidio planetario.

Enlace

No hay comentarios.:

Publicar un comentario