Asesinos Seriales: John Wayne Gacy

981123tb6200_20010630_08876.jpg

John Wayne Gacy, quien confesó haber cometido al menos 33 asesinatos, es tal vez uno de los asesinos seriales más crueles, sádicos y empobrecidos moralmente de la historia criminal del mundo.

Era, o eso pensaban todos, un ciudadano modelo. Se vestía de payaso para las fiestas infantiles de su vecindario y se hacía llamar "Pogo". Era dueño de una pequeña compañía de construcción. Fue, en pocas palabras, uno de los asesinos seriales que mejor han logrado "esconder" su faceta criminal. Solía participar en actividades comunitarias y cuando los vecinos de Gacy se enteraron de su arresto, no hubo uno solo que no se sorprendiera. Era, a los ojos de todos, el vecino perfecto, el esposo ideal y un miembro muy valorado por su comunidad.

Se trata de un asesino del tipo "organizado". Es decir: aquellos que planean sus fechorías, se proveen de los medios necesarios para llevarlas a cabo y dejan pocas huellas. Una vez que una de sus víctimas caía en sus redes, no había vuelta atrás: Su muerte era segura.

Disfrutaba esposar a sus víctimas (sólo varones), violarlas (Gacy era homosexual) y golpearlas hasta que sus rostros eran una masa pulposa de carne irreconocible. Luego, en un acto de locura (dada la situación), les ofrecía emparedados de crema de maní, les recitaba versos de la Biblia y, al final, los estrangulaba hasta que morían.

En 1978, debido a su "buen corazón" dejó escapar a una de sus víctimas, quien lo delató. Al realizar una búsqueda exhaustiva en la casa de Gacy hallaron 30 cadáveres enterrados bajo el espacio de su casa (Recordemos que muchas casas norteamericanas son de madera, y para evitar que la humedad dañe la estructura, hay un espacio entre la casa y el suelo).

Gacy estaba casado y su esposa se quejaba continuamente del mal olor, pero Gacy le salía siempre con cuentos de gases sulfurosos, tuberías en mal estado y cosas parecidas.

Tras ser aprendido, John Wayne Gacy comenzó una carrera como artista, dibujando, principalmente, cuadros multicolores donde aparecían payasos. Sus "obras maestras" fueron exhibidas en diversas galerías de arte a lo largo y ancho de los Estados Unidos, y son objetos invaluables de memorabilia para los amantes de lo mórbido.

pintura_de_john_wayne_gacy
(pintura hecha por John Wayne Gacy)

John Wayne Gacy fue ejecutado mediante la inyección letal en 1994.

En 1998, hallaron más cadáveres en el patio trasero de la casa de Gacy. Se contabilizaron cuatro cuerpos más que, por supuesto, fueron a la cuenta de Gacy.

Muchos piensan que 33 ó 34 cadáveres es un número muy pequeño para la violencia y velocidad con que Gacy cometía sus crímenes. Por lo general asesinaba adolescentes que se prostituían con homosexuales, y algunos piensan que pudo haber matado a 70 o más, y que la mayoría están escondidos en las construcciones de las que Gacy se hacía cargo.

Nunca se sabrá la verdad. De Gacy no quedan más que sus cuadros de payasos y una leyenda cuya extensión se va haciendo más grande con el tiempo. Tal vez no sea el asesino serial con más cadáveres en su cuenta, pero sí es uno de los más sádicos de que se tiene noticia y hay pocos que se le puedan comparar tanto en inteligencia como en perversidad.

john_wayne_gacy_as_pogo_the_clown

No hay comentarios.:

Publicar un comentario