Batería supervitaminada

bateria-vitaminada

Científicos de la Universidad de Toronto han creado una batería que aprovecha la flavina de la vitamina B2.

La batería es semejante a las de iones de litio disponibles comercialmente, con una importante diferencia: Usa la flavina derivada de la vitamina B2 como cátodo: la parte que ayuda a separar iones cargados positivamente y que almacena la electricidad que se libera al conectarse a un aparato.

“Hemos estado buscando en la naturaleza moléculas complejas para usarlas en aplicaciones electrónicas”, afirmó Dwight Seferos, profesor asociado del Departamento de Química en la Universidad de Toronto e investigador canadiense en el área de la nanotecnología de polímeros.

Las ventajas de este tipo de baterías pueden ser difíciles de apreciar, pero esencialmente tienen que ver con la disponibilidad de los componentes y lo amigables que resulten para el medio ambiente. Además, los progresos que se hagan siguiendo esta línea ecológica de investigación servirán para retirar las tecnologías más contaminantes si los precios resultan asequibles.

Actualmente, la flavina usada en estas baterías proviene de un hongo y, de hecho, algunas de los materiales usados en el proceso son comestibles. En cuanto a la batería misma, posee alta capacidad y gran voltaje, con lo cual se sitúa en un nivel competitivo respecto a las tecnologías disponibles.

Mirando hacia el futuro, el equipo espera conseguir en el mediano plazo una batería potente, flexible e incluso transparente, libre de metal y que pueda tolerar las demandas de los electrónicos de consumo, cada vez más mayores.

Advanced Functional Materials.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario