La carne cultivada podría estar aquí en 4 años

camara-de-petri-con-carne-cultivada

Los enormes esfuerzos que se están haciendo para hallar un sustituto sintético a la carne intentan adelantarse al inevitable colapso de la industria ganadera. Producir carne puede parecer sencillo: Tomas una vaca, la alimentas y, tiempo después, tienes deliciosas hamburguesas. Sin embargo, se consumen enormes recursos ecológicos sólo para obtener unos cuantos gramos de este alimento, y eso sin tomar en cuenta que se trata también de la vida del animal que ha de ser sacrificado.

Los métodos actuales incluyen extraer células madre de la carne, cultivarlas y añadirles nutrientes y factores de crecimiento. Sin embargo, es un proceso caro. Fabricar una hamburguesa cuesta ahora unos 330,000 dólares.

Me simpatizan las vacas, pero…

Recientemente, se han hecho avances gigantescos y los precios parecen ir a la baja. Para el 2020 es probable que el costo se reduzca a sólo 10 dólares por pieza, lo cual entra ya en el terreno de lo comercialmente viable. Con el tiempo, será mucho más económica la carne cultivada y, además, se reducirán las emisiones de metano, de óxido nitroso y, presumiblemente, disminuirá el deterioro en la capa de ozono provocado por la actividad ganadera.

Lo único que resta es sensibilizar a los consumidores sobre los beneficios de optar por la carne cultivada. Hay una comprensible desconfianza en este tipo de tecnologías y nadie quiere que suceda lo mismo que pasó con los cultivos transgénicos, donde la falta de información ha provocado una resistencia que va mucho más allá de lo razonable.

Link

No hay comentarios.:

Publicar un comentario