La dieta vegetariana acabó con el oso cavernario

tamanio-oso-cavernario

No fue exactamente la dieta a base de vegatales la que acabó con el oso cavernario (Ursus spelaeus), sino la falta de estos.

Si el gran oso de las cavernas hubiera sido carnívoro (u omnívoro), tal vez estaría aún aquí. Sin embargo, se habría merendado a nuestros antepasados y esto sería malo para algunos de nosotros pues no existiríamos.

oso-cavernario

A esta conclusión ha llegado el Dr. Hervé Bocherens, del Centro Senckenberg para la Evolución Humana y el Paleoclima, de la Universidad de Tübingen, en Alemania.

El oso cavernario medía 3.5 metros de largo y 1.8 metros de alto hasta los hombros, y sin duda podía despedazar a un ser humano con un suave movimiento de su zarpa, pero desapareció hace 25,000 años porque no comía sino plantas.

Este vegetariano gigante era el equivalente al Panda de la actualidad, cuya rigidez en cuestión de hábitos alimenticios provocó su extinción pues a pesar de la abundancia de carne murió de hambre.

Todos los osos de la actualidad son total o parcialmente carnívoros, pero comen plantas si las proteínas de origen animal escasean.

oso-cavernario-fiero

Aún no se sabe con exactitud qué fue lo que provocó la caída de este magnífico oso. Los cambios climáticos, la competencia con el hombre por los frutos y vegetales o la cacería bajo las flechas y lanzas de nuestros primitivos parientes.

Una historia muy diferente habría sido si se hubiesen dado cuenta de que los seres humanos somos molestos, pero sabrosos y nutritivos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario