La filosofía del monstruo come galletas

filosofiadelmonstruocomegalletas

Un punto de vista maravillosamente zen el del famoso monstruo come galletas, aunque su insaciable apetito frecuentemente lo meta en problemas.

Es mi muppet preferido de Plaza Sésamo…

Este monstruo azul de enormes ojos saltones es conocido por su somera inteligencia y por su insaciable apetito por las galletas. Sus frases: ¡Quiero una galleta! y ¡Yo comer galletas! siempre me han matado de risa, y su costumbre de hablar con la boca llena, dejando escapar trozos de comida me parece genial. No digo que sea un comportamiento muy civilizado, pero igual me encanta.

El monstruo come galletas se alimenta de todo, desde helado, hot dogs, pastel, pizza, donas, lechuga, manzanas, plátanos, sandía y otros objetos no comestibles. Sin embargo, su alimento favorito son las galletas, especialmente las de chocolate, mientras que las de avena quedan en segundo lugar.

En una ocasión, contó que antes de comer su primera galleta había creído que su nombre era Sid. Fue, al parecer, una especie de revelación personal.

Desde hace algunos años (2006), a raíz de la toma de conciencia hacia el problema de la obesidad infantil, cambiaron ligeramente sus hábitos alimenticios y ahora dice que las galletas con snacks para comer sólo de vez en cuando, y que disfruta también de la berenjena.

Nuestro monstruo come galletas tiene una hermana, padres y un primo idéntico a él que, curiosamente, odia las galletas. Su padre y su madre, sin embargo, aman las galletas tanto como su locuaz hijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario