Las gemelas de “El resplandor”, 36 años después

gemelas-shining

El Resplandor es tal vez una de las películas más aterrorizantes que he visto. No tiene complejos efectos especiales ni monstruos que aparecen trepando por las paredes, pero irradia una atmósfera realmente macabra… y el libro es aún peor (créanme).

Aunque se filmó hace 36 años, la obra de Kubrick sigue vigente. Fue uno de los primeros éxitos de Stephen King (después de Carrie) y a pesar de que Stanley Kubrick se tomó muchas libertades al filmarla, también aportó elementos enriquecedores. Digamos que, al final, el marcador quedó empatado.

Si hay algo que me pone la piel de gallina son las gemelas: Lisa y Lousise Burns, de apenas 10 años, ahora tienen 46 y mientras Lisa es abogada, Louise es una reconocida científica.

Y, ¡cómo no!: Tienen una buena cantidad de anécdotas sobre la película…

Cuentan cómo Jack Nicholson, a pesar de su aspecto de loco y su fama de playboy, actuó como un padre para las niñas. Dormía en el suelo entre escenas y cuidaba de Lisa y Louise a todas horas.

Las gemelas intentaron proseguir sus carreras como actrices, pero fueron rechazadas por la mayoría de las escuelas de actuación porque habían participado en una película de terror.

Recuerdan cómo Kubrick las obligaba a estar en el plató en cada escena, y entre filmaciones jugaban con Danny (Lloyd) y Jack Nicholson, quien les contaba anécdotas de su hija Jennifer y su relación con Anjelica Houston.

También desmienten los extendidos rumores de que Kubrick había sido extremadamente cruel con Shelley Duvall (la esposa de Nicholson en la película), y que debido a ello comenzó a bajar de peso y a perder el cabello. Por el contrario: Kubrick siempre fue protector y amable, e incluso con una agenda de filmación tan apretada halló el tiempo para celebrar el cumpleaños número 11 de las gemelas, y organizó una fiesta con toda la gente de la producción.

A pesar de que Kubrick tenía fama de ser un perfeccionista y solía rodar una y otra vez la misma escena (en ocasiones 30 veces o más), las gemelas de apenas 10 años sabían que era necesario, que de otra forma la película no saldría bien y todos entendían la situación y cooperaban al máximo, especialmente Jack Nicholson, quien a pesar de ser ya toda una estrella no se quejó del detallismo del director una sola vez.

Una de las mayores contribuciones de Kubrick a la historia de Stephen King tiene que ver justamente con las gemelas. En el libro son dos hermanas de edades diferentes, pero cuando audicionaron para los papeles Kubrick quedó encantado. Su presencia en la cinta es uno de los detalles más macabros y memorables de la misma.

Cuentan que Danny Lloyd tenía apenas cinco años cuando fue seleccionado por Kubrick, quien decidió que era muy pequeño como para decirle de qué se trataba la cinta, así que tenían que ensayar las escenas con un muñeco hasta que estuvieran listas y pudiera intervenir Danny. Todo el mundo en la producción debía hacer grandes esfuerzos para esconder el verdadero significado de las escenas a Danny, quien no prosiguió con su carrera de actor y ahora es profesor en un colegio.

A pesar de que han pasado ya 36 años desde la filmación, las gemelas siguen asistiendo a convenciones de terror, donde se enteran de gente que se ha hecho tatuajes de ellas, de programas de televisión donde son imitadas y de gente que se disfraza como sus personajes para Halloween.

Y toda esa notoriedad cuando, tras haber actuado por horas y horas, el corte final les dejó solamente 30 segundos de la cinta. Claro, son 30 segundos que contienen la imagen de las gemelas y el genio de Kubrick.

Daily Mail

No hay comentarios.:

Publicar un comentario