MRI de un hombre de 440 kg

mri-440kg-1

Tener un sobrepeso tal que durante 11 años hayas sido incapaz de abandonar tu casa, caminar, darte un baño o, incluso, ir al baño de forma normal debe ser una experiencia aterradora, algo así como vivir en una prisión que no requiere de barrotes para mantenerte encerrado y lejos del mundo. Este es el caso de Keith, un hombre que llegó a pesar 980 libras (el equivalente a 444 kilos, más o menos) y que estaba literalmente muriendo, aplastado bajo su propio peso. Y al respecto hay algunos puntos que me gustaría aclarar: Si una persona tiene de índice de masa corporal (igual a peso entre talla al cuadrado) entre 18.5 y 25 se considera normal. Si tiene de 25 a 30 se dice que tiene sobrepeso, más de 30 se considera obeso y por encima de 40 es obesidad mórbida. ¡Y Keith tenía 155! Esto lo estaba matando y unos productores de la televisión británica hicieron un programa al respecto creando una simulación de cómo se vería un esqueleto normal dentro del cuerpo de Keith. La imagen resultante es casi surrealista, dos cosas que definitivamente no se corresponden la una con la otra. ¿La razón? Bueno, pues aunque hubiese sido interesante ver al auténtico cuerpo de Keith, las máquinas por lo general tienen un límite de peso y de diámetro, y no suelen sobrepasar los 200 kilogramos de límite por motivos mecánicos y técnicos, como el diámetro de un anillo magnético en un aparato de resonancia para obtener imágenes adecuadas. Habrían tenido que diseñar un resonador específicamente para Keith y eso era improcedente. Así pues, hicieron algunas suposiciones razonables y diseñaron la imagen que vemos en las fotos y en el video de la forma más fidedigna posible, lo cual es ya suficientemente aterrador para mí.

mri-440kg-2

No hay comentarios.:

Publicar un comentario