Somos lo que comemos

SOMOS-LO-QUE-COMEMOS

Si en realidad somos lo que comemos, entonces tendría cara de sopa Maruchan, piernas de Coca-Cola, cuello de hot-dog, tórax de torta de jamón, abdomen de pollo con mole, brazos como espaguetis y cerebro de papa cocida.

¿Qué tal?

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola, Licenciada Selene!!
      Así es, hermanita; creo que tenía hambre cuando escribí este post. Je, je

      Besos!
      Andrés

      Eliminar