También R2-D2 es víctima de los tiempos difíciles

R2-D2-tiempos-dificiles

Parece que hasta a las grandes figuras de la pantalla les llega el momento del declive. R2-D2 ha terminado sus días en un parque, con la mitad de sus circuitos borrados, recogiendo la basura que otros arrojan y sufriendo la indignidad de un retiro que no le hace justicia.

Es la ley de la vida. En todo caso, C3-PO tuvo un final peor: Se encuentra repartido en innumerables computadoras reconstruidas en varios cibercafés.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario