Todo lo que no vemos

andromeda

Si bien hemos aprendido a ver usando instrumentos que nos acercan a lo muy lejano o a lo muy pequeño, es mucho lo que no podemos apreciar a simple vista, ya sea porque nuestros ojos son demasiado débiles o por la naturaleza de tales objetos, fenómenos o paisajes. El cielo es un buen ejemplo de ello, y bien vale la pena echar una mirada de vez en cuando a las imágenes que nos van siendo reveladas poco a poco, aunque sea sólo para darnos cuenta de todo lo que nos estamos perdiendo.

cielo-estrellado

Cuando miramos al cielo por la noche este nos parece invadido de estrellas, que parecieran incontables. Sin embargo, es una diminuta parte de las que existen. Tan insignificante, que bien podemos decir que estamos ciegos ante la inmensidad del firmamento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario