El cohete más grande de la historia para llevar al hombre a Marte

colonia-marciana

Elon Musk, el controvertido magnate sudafricano, planea llevar al hombre a Marte y para conseguirlo piensa construir el cohete más grande de la historia.

No es nueva esta obsesión de Musk sobre el planeta rojo. Ya hace más de una década que intenta obtener la tecnología necesaria para emprender la colonización de este planeta. Sin embargo, al creador de PayPal las cosas no le han salido bien hasta el momento, principalmente porque la mayor parte de la gente a la que ha acudido piensa que está loco.

Sin embargo, los sueños de Musk no se desvanecen tan fácilmente y muchos han resultado ser viables. Su estilo agresivo ha puesto los automóviles que se conducen solos en la calle, mediante la marca Tesla de su propiedad. Ha sido un movimiento agresivo y que ha dejado a más de uno herido o muerto, pero se ha demostrado que el proyecto es factible.

Es entonces cuando las personas han comenzado a escucharlo, y su más reciente (y ambiciosa) aventura tiene que ver con el proyecto SpaceX, que aunque ha sufrido algunos reveses y críticas, también ha mostrado su valor.

Ahora, al fin, sus planes pueden posarse con más confianza en la conquista de Marte. Y no sólo eso, sino con su colonización.

nave-a-marte

Es típico de Musk saltarse algunos pasos: Aún no ha sido posible llevar a un solo hombre a Marte y ya está pensando en la colonización. Tiene, incluso, planes detallados sobre la forma en que sobreviviría la colonia allá, y cómo obtener combustible para su supervivencia y para el viaje de regreso.

Con objeto de conseguir su propósito, ha ideado un sistema interplanetario de transporte (ITS, por sus siglas en inglés) que requeriría la construcción de un verdadero titán entre los cohetes espaciales. Si los cálculos de Musk son correctos, el cohete tendría 122 metros de altura, muy por encima del cohete Saturno V en el que se basaron los vehículos que pusieron al hombre en la luna.

No solo eso, sino que el sistema de cohetes rehusables que ha tomado prestado del programa SpaceX requeriría que el cohete llegara a la órbita mientras el tanque regresa y aterriza en la Tierra para ser llenado de nuevo. Tras enviarlo por segunda vez con un abasto de combustible suficiente para el viaje interplanetario, se ensamblaría al primer módulo y comenzaría la travesía, que duraría uno o dos meses si se consigue hace que el vehículo recorra el espacio a 100,000 kilómetros por hora.

cohetes-nave-marte

Para conseguir esas velocidades, el vehículo tendría que conseguir una gran potencia de empuje. Ello se lograría con 42 cohetes individuales colocados en la parte inferior del mismo. En el camino, la energía necesaria para la supervivencia sería provista por amplios paneles solares que aportarían unos 2,000 kW por hora. Más que suficiente.

Musk, incluso, ha dado detalles sobre la cantidad de gente que sería capaz de llevar su hipotético cohete: Entre 100 y 200, a un costo que se proyecta sea de alrededor de 200,000 dólares por cabeza (bastante económico si se toma en cuenta que el precio inicial del pasaje se ubicaba en torno a los 10 millones).

Una vez en Marte, la tripulación desplegaría paneles construidos de antemano para establecer un hábitat suficiente para los propósitos de la misión. Todo esto lo explicó Musk en la conferencia de la IAC en la ciudad de Guadalajara, México.

No cabe la menor duda de que este hombre es un empresario controvertido y polémico, por decir lo menos. Sin embargo, toda la tecnología necesaria para lograr un propósito semejante se encuentra ya disponible. El que sea capaz de reunirla y hacerla funcionar para llevar a buen fin la misión es algo muy distinto. Hay numerosos retos de ingeniería que deben superarse y a nadie se le escapa que en un inicio varias unidades Tesla provocaron la muerte de los pasajeros, ni que ha habido accidentes terribles con sus cohetes SpaceX.

…a nadie le gustaría pagar 200,000 dólares sólo para morir en el lanzamiento. Resultaría un método bastante costoso de suicidio.

link

No hay comentarios.:

Publicar un comentario