El momento en que se da cuenta que lo llevas al veterinario

perrito-traicionado

Vaya, que ellos (los perritos) saben que deben ir al veterinario, que no va a pasarles nada malo. Sin embargo, actúan como si se sintieran traicionados para que, en compensación, los lleves al parque, les compres un juguete o les invites una buena ración de galletas.

…o por lo menos eso quiero pensar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario