La mujer que es alérgica al agua

gota de agua peligrosa

Rachel Warwick padece una enfermedad bastante rara denominada urticaria acuagénica en la cual aparece comezón, hinchazón y dolor en cualquier zona de su piel que haya sido expuesta al agua.

Al parecer, Rachel no tiene problema alguno a la hora de beber líquidos, pero si el agua toca su piel eso es suficiente como para sentir un dolor sólo comparable al de una bandada de avispas atacándola al mismo tiempo.

Así pues, para ella la idea de un baño en tina no tiene nada de relajante, y nadar en una piscina puede ponerla en riesgo de muerte. Es alérgica, incluso, a su propio sudor, y necesita secarse continuamente la piel si el día es caluroso. Tras estos “ataques”, queda tan agotada y adolorida que debe descansar por horas (en un lugar fresco, por supuesto). Y ni siquiera tiene el débil consuelo del llanto, pues enseguida se le inflama la cara por el contacto con sus propias lágrimas.

Al parecer, esta alergia no es tal. Los expertos coinciden en afirmar que a pesar de que los síntomas son indistinguibles a los de una urticaria, el agua carece de los componentes proteínicos necesarios para desencadenar una reacción alérgica, ni pueden provocar que el cuerpo los fabrique, como sucede con las personas que son alérgicas al frío.

Parece que lo que realmente produce estas reacciones tóxicas son sustancias disueltas en las células muertas que cubren su piel (y la de todos, por supuesto). El agua no haría más que disolver estas sustancias y así se activarían, desencadenando el cuadro.

Pero estas explicaciones son un tibio consuelo para esta mujer, que hasta el momento ha probado todos los remedios posibles sin encontrar una solución a su problema. Lo unico que parece funcionar es eliminar por completo la capa de células muertas de la piel, pero esto tiene sus peligros, ya que estas células protegen a la piel manteniendo la humedad de la epidermis, además de que al retirarlas se favorece la adquisición de infecciones habitualmente inocuas para la mayoría de la gente.

BBC

No hay comentarios.:

Publicar un comentario