Muerte por chupetón

chupeton

En México le llamamos “chupetón” mientras que en inglés le denominan “hickey” y es un beso prolongado en la piel que, a causa de la fuerza de succión provoca una equimosis (moretón).

Un adolescente de 17 años murió en la Ciudad de México tras recibir un chupetón de su novia. Los médicos sospechan que la fuerza del apasionado beso generó un coágulo que viajó hasta el cerebro del chico, matándolo.

Ya en el 2010 se había reportado un caso semejante, donde una mujer de 44 años de Nueva Zelanda perdió el movimiento de su brazo tras recibir un chupetón que generó un coágulo.

Hay que admitir que se trata de una complicación rara, de la cual hay muy pocos casos reportados (o tal vez sea más frecuente de lo que se piensa y hasta ahora nadie se había dado cuenta). ¿Qué hacer? Ni idea. Tampoco se trata de suprimir los besos ni de tomar anticoagulantes antes de una sesión de amor. Son, simplemente, eventos desafortunados que toman a todo el mundo por sorpresa y donde no hay culpables, sólo víctimas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario