Pulpos jugando con cubos Rubik

pulpo-rubik-1

Se sabe que los pulpos son algunos de los animales más inteligentes de la fauna acuática. A mí, en lo personal, me gustan mucho. No sólo por inteligentes, sino por su comportamiento, por el ingenio que despliegan y por la versatilidad de su conducta.

Expertos de la marina inglesa han decidido usar los cubos Rubik para intentar disminuir el estrés de 25 pulpos. Pero hay otro objetivo detrás del experimento: Investigar si los pulpos tienen algún brazo preferido, como nosotros los humanos.

Desde el punto de vista práctico, el experimento no tiene ninguna utilidad pero es, sin embargo, una pregunta interesante cuya respuesta podría sorprendernos. A fin de cuentas, la investigación científica no tiene por qué siempre tener utilidad práctica. Si la tiene (o la adquiere con el paso del tiempo) qué mejor, pero no es necesario. La ciencia existe para buscar respuestas, no solamente para utilizar esos conocimientos en aspectos prácticos.

pulpo-rubik

Mi ignorancia en pulpología es total. Para fines del experimento, los brazos de los pulpos se han dividido en derechos e izquierdos. Los del lado derecho, por ejemplo, se denominan R (Right) 1, R2, R3 y R4, nombrándolos desde el frente hacia atrás. Los del lado derecho tienen una nomenclatura semejante, pero usando la letra L (Left). ¿Tendrán los pulpos un brazo preferido... dos... tres? ¿Serán octodiestros?

Claire Little, experta del Centro de Vida Marina en Weymouth, Dorset, dijo que esto podría, eventualmente, ayudar a reducir el estrés de los pulpos. Bueno, eso sería verdad sólo si los pulpos son como nosotros, que nos calmamos al oprimir una de esas pelotitas antiestrés. Yo creo que la declaración de la doctora es sólo una forma de ocultar la verdadera razón de este experimento: La Curiosidad.

pulpo-rubik-2

El estudio será multicéntrico y abarcará 23 instalaciones del Centro de Vida Marina en Gran Bretaña y en otras partes de Europa. Además de cubos Rubik, se les proporcionarán a los pulpos pelotas, frascos cerrados y piezas de lego. Una cosa interesante es que los visitantes de dichos centros podrán colaborar en el estudio anotando sus propias observaciones para que después éstas sean analizadas por los expertos. Eso, además de aligerar un poco el trabajo del personal, ayudará a que el público tome como suyo el proyecto y, de paso, que aprendan un poco sobre estos maravillosos e intrigantes seres.

Por lo pronto, han descubierto que, a diferencia de lo que se pensaba, los pulpos no tienen ocho brazos, sino que dos de sus extremidades, las posteriores, son usadas como piernas, mientras que los seis brazos restantes se usan indiscriminadamente y a pesar de que no han sido capaces de resolver el rompecabezas de Rubik, se divierten bastante con el cubo y han aprendido a manipularlo casi de inmediato, lo cual no puede decirse de muchos humanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario