Sólo hazlo… después

justdoitlater

Esto se parece sospechosamente a la vocecita que escucho junto al oído una y otra vez. Claro, también está esa otra que me anima a no hacerlo, que debo ejercitarme, que es hora de trabajar, que comer no lo es todo, que…

¡Sí, sólo un trocito…!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario