Un telescopio tan grande que era inútil

exibicion-paris-telescopio-1

En 1900, la Feria Mundial se celebró en París, Francia. Los franceses, que competían con Alemania por la supremacía científica, decidieron jugar una carta incontestable construyendo el mayor telescopio del mundo.

Así, fue diseñado un instrumento astronómico digno de las novelas de Julio Verne. Un telescopio de casi 60 metros de largo con lentes de 1.25 metros de diámetro y que requería un riel de ferrocarril para hacerlo funcionar. Era tan grande que resultaba casi imposible de maniobrar con precisión, además de que los franceses, con el ánimo de lucirse, decidieron instalarlo justo en el centro de la Ciudad Luz.

Querían crear algo que pudiera competir en magnificencia con la Torre Eiffel.

Por desgracia, no tomaron en cuenta que las deslumbrantes luces de la ciudad hacían casi inútil una pieza de tal magnitud, pues incluso la tenue luz de las farolas a gas atenuaba el aún más discreto resplandor de los cuerpos celestes.

Los turistas pagaban unas pocas monedas para tener el privilegio de mirar a través del telescopio, pero poco podían ver. Los estudios astronómicos estaban descartados y la única alternativa era mudar el telescopio de ciudad.

exibicion-paris-telescopio-2

Sin embargo, el dinero se había agotado. Intentaron vender el telescopio, pero no hubo comprador. La compañía que lo fabricó fue a la bancarrota al poco tiempo y fue subastada. Una vez más, nadie quiso arriesgarse en una inversión tan cuantiosa sin ninguna garantía.

Con el tiempo, el telescopio fue desmantelado para reutilizar el metal con que estaba hecho, y sólo se conservaron los lentes pues a todo el mundo le dio lástima que las lentes más caras del mundo fueran a ser destruidas. Los dos objetivos de 1.25 metros se conservan aún, pero de poco sirven más que como recordatorio de tiempos mejores y de empresas grandiosas que nadie meditó lo suficiente.

Se han construido telescopios más potentes del tipo reflectante, que usan espejos pues son más livianos y no dependen del tamaño del tubo colector, pero este ha sido, hasta la fecha, el telescopio refractante más grande que la humanidad ha construido jamás.

Link

No hay comentarios.:

Publicar un comentario