Usando insulina de caracol

caracol-insulina

Algunos caracoles cónicos tales como el Conus geographus tienen la peculiaridad de usar la insulina como un arma.

Estas criaturas son carnívoras y cazan peces. Para conseguirlo, inyectan una dosis letal de insulina en sus presas, lo que les permite utilizar esta hormona a manera de veneno.

La insulina es una hormona cuyo papel principal es ayudar a que la glucosa entre a las células. Quienes padecen Diabetes Mellitus tienen bajos niveles de insulina, por lo que las células no son capaces de incorporar la glucosa en su interior con el fin de utilizarla para obtener energía. El tratamiento más eficaz de este padecimiento consiste en inyecciones diarias de insulina sintética, las cuales sustituyen a la hormona natural.

En ocasiones, se requiere que la insulina actúe de forma rápida, y es ahí donde entran nuestros amigos los caracoles. Ellos la usan como veneno, pues su insulina disminuye los niveles de azúcar en los peces tan rápido que pierden la conciencia. Se ha descubierto que la insulina de estos caracoles actúa en tan solo 5 minutos, mientras que la insulina más rápida creada por el hombre tarda de 15 a 20 minutos en actuar.

Analizando la estructura de la insulina del Conus geographus, sería posible diseñar una hormona análoga para uso humano que sea tan rápida como la de este bicho, y con ello mejorar las posibilidades de supervivencia de personas con Diabetes Mellitus que han de ser tratadas urgentemente cuando sus niveles de glucosa en sangre se elevan de forma excesiva.

Esperemos que esto sea posible, y que resulte eficaz en el manejo de esta enfermedad tan extendida en el mundo y en especial en México, que ocupa el sexto puesto a nivel mundial en casos de Diabetes.

link

No hay comentarios.:

Publicar un comentario