WhatsApp bajo la lupa alemana

whatsapp

El Hamburg Commissioner for Data Protection and Freedom of Information (HmbBfDI) de Alemania ha exigido a Facebook que cese de recaudar datos de WhatsApp.

Como parte de las políticas de protección de datos informáticos, el gobierno de la nación europea ha establecido que la conducta de Facebook es ilegal, y que no solamente deberá cesar en su actividad recopiladora de información desde la aplicación móvil, sino que deberá presentar pruebas de que ha eliminado de sus servidores los datos de los 35 millones de usuarios alemanes.

La respuesta de Facebook, a no dudarlo, será pospuesta hasta que exista algo más que una demanda hecha ante la opinión pública. Es parte de la estrategia de la red social guardar silencio y no hacer ningún movimiento que pueda poner en riesgo sus buenas relaciones con los gobiernos en conflicto.

Ese es el riesgo de ser una empresa que base su influencia en una actitud amigable ante el público. Nadie quiere una red social que sea hostil y, aunque recientemente Facebook ha puesto en práctica algunas medidas poco populares, siempre hay un límite cuando se trata del tema más sensible de todos: La privacidad.

Si Facebook accede sin más a las demandas alemanas, corre el riesgo de que otros países se sumen a la iniciativa y termine perdiendo una mina de oro de información personal sobre los usuarios de WhatsApp. En caso de negarse en redondo, será una llamada de atención a los usuarios que verán a la red social con ojos menos benignos. Por tanto, lo mejor que puede hacer la empresa de Zuckerberg es ir tanteando el terreno y posponer cualquier acción hasta que sea impostergable.

Si otros países aceleran las cosas y se suman a Alemania, será una catástrofe para Facebook y una victoria para la privacidad de la información. Los días siguientes serán interesantes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario