Casa monstruo

En realidad no se trata de una casa monstruosa, sino de una puerta de garage que abre y cierra un par de mandíbulas bien provistas de dientes. La creadora es Amanda Destro Pierson, una artista, la que ha dado con la fórmula para espantar a los vendedores y a los cobradores, además de uno que otro niño molesto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario