Suavizando un aguacate en 10 minutos

Uno de los trucos del aguacate es que debe ser elegido con gran cuidado. Si está excesivamente maduro tiene un aspecto desagradable y una consistencia poco apetitosa. Si, por el contrario, aún no está en su punto puede resultar demasiado duro y sin sabor.

Por esa razón, mucha gente compra los aguacates verdes y deja que se maduren poco a poco, pero en ocasiones necesitamos un aguacate en su punto y sólo tenemos algunos demasiado duros.

Para suavizarlo al grado de ser comible (no digo que alcance todo su sabor, ya que sólo el proceso natural lo consigue), basta con meterlo a un horno precalentado a 200 grados durante 10 minutos y tendremos una fruta con perfecta consistencia y listo para ser consumido de la forma que queramos.

Nunca he probado este método, pero a mí me resulta más o menos efectivo el método de cubrirlo con papel y meterlo en el microondas unos dos o tres minutos (varía con la potencia de nuestro horno) y luego dejarlo enfriar. De esa manera se consigue que el aguacate se suavice aunque, como decía, su sabor no es el mismo que si lo dejásemos madurar por su cuenta, a la vieja usanza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario