Así se siente el insomnio

insomnio

Como buen insomne crónico, debo admitir que a veces esta enfermedad puede verse como algo insignificante para quienes nunca lo han padecido o para aquellos que de vez en cuando tienen una noche en blanco. La verdad es que se trata de algo mucho más serio, una verdadera pesadilla, porque no es que el insomne no tenga la necesidad de dormir, sino que simplemente no puede. Si se me permite la comparación, recuerdo cuando examiné a un paciente que, tras un intento suicida bebiendo cáusticos, su esófago quedó tan quemado que se cerró por completo, impidiendo el paso de los alimentos de la boca hasta el estómago. Había perdido 15 ó 20 kilos de peso y, cuando hablé con él, me describió en todo detalle el hambre perpetua, la tortura que significaba para él no poder pasar un trozo de pan. El paciente tenía más de medio año sin probar bocado y aunque se le alimentaba mediante una sonda, su mayor deseo era (lo recuerdo muy bien): Dar un mordisco a un buen trozo de carne.

El insomnio es algo semejante: La fatiga perpetua, la incesante necesidad de dormir. Y cuando el sueño finalmente llega en virtud del agotamiento extremo, éste es distinto, poco natural, colmado de incesantes despertares, pero es mejor que nada…

1 comentario:

  1. Es horrible. Por algo usan la privación de sueño como tortura... pero creo que es algo peor cuando es algo en tu sistema lo que te impide dormir :(

    Cuánto de tiempo de privación de sueño soporta, en promedio, un humano antes de empezar a alucinar?
    Y por qué se da el insomnio crónico?

    ResponderEliminar